Primera página.

2 comentarios:

  1. En cierta ocasión, hace ya mucho tiempo, vi un fantasma.
    Sí, un espectro, una aparición, un espíritu; lo puedes llamar como quieras, el caso es que lo vi. Ocurrió el mismo año en que el hombre llegó a la luna y, aunque hubo momentos en los que pasé mucho miedo, esta historia no es lo que suele llamarse una novela de terror.
    Todo comenzó con un enigma: el misterio de un objeto muy valioso que estuvo perdido durante siete décadas. Las Lágrimas de Shiva, así se llamaba ese objeto extraviado. A su alrededor tuvieron lugar venganzas cruzadas, y amores prohibidos, y extrañas desapariciones. Hubo un fantasma, sí, y un viejo secreto oculto en las sombras, pero también hubo mucho más.
    A veces, sin saber muy bien cómo ni por qué, suceden cosas que nos cambian por dentro y nos hacen ver el mundo de otras forma. Con frecuencia, se trata de sucesos triviales, acontecimientos a los que, cuando se producen, apenas concedemos algún valor, pero que a la largan acaban adquiriendo una inesperada trascendencia.

    ResponderEliminar
  2. ¿Quieres saber a qué obra pertenece este fragmento?
    Pásate por la biblioteca y descubrirás más...

    ResponderEliminar

(El país de las pieles) Le pays des fourrures (1872-1873) Magasin d'Éducation et de Récréation. Imagínese que le encargan establecer...